Category Archives: Turquía

Fallo de la Corte Constitucional de Turquía sobre el bloqueo a Twitter.

Hoy la Corte Constitucional de Turquía falló sobre el bloqueo de Twitter impuesto el 21 de marzo por la Autoridad de Telecomunicaciones de Turquía (TIB), que depende del Ministerio de Comunicación. La Corte determinó por unanimidad que el bloqueo es inconstitucional, que el gobierno debe pagar los costos del juicio y que el bloqueo debe ser levantado.

El caso trascurre entre de los artículos 13 y 26 de la Constitución. El artículo 26 afirma que “Cada persona tiene el derecho a expresar y difundir sus pensamientos y opiniones”, esto incluye “la libertad de recibir e impartir información e ideas sin la interferencia de las autoridades”, y este derecho puede ser restringido por motivos de seguridad pública. El artículo 13 indica que las libertades pueden ser restringidas solamente por ley pero sin violar “el espíritu de la Constitución y los requisitos del orden democrático de la sociedad y la república secular y el principio de proporcionalidad”.

A partir de estos artículos la Corte explica que el Estado posee obligaciones positivas y negativas, tiene la obligación de garantizar las libertades y de restringirlas cuando violen la ley. El gobierno debe mantenerse proporcionado en sus medidas y alcanzar un equilibrio entre ambas obligaciones para asegurar el orden democrático. (párrafos 42, 43)

Según la Corte, en las democracias modernas internet tiene un “valor instrumental” en la expresión y difusión de ideas, es una plataforma indispensable y la más efectiva para el intercambio. Por lo que el Estado debe actuar muy sensatamente sobre este área (parr. 39). Más allá de cualquier base legal, el bloqueo de Twitter impide acceder a la información disponible sólo en esta plataforma, pero también censura el acceso a toda información que será compartida en el futuro (parr. 28).

La Corte concluye que si bien la intervención de TIB está justificada, la medida tomada, es decir el bloqueo total de Twitter, es excesiva e indefinida para el objetivo, pues afectó a millones de usuarios y uno de los valores fundamentales en toda sociedad democrática, la libertad de expresión. Esto es incongruente con el artículo 13 de la Constitución (parr. 48). Por lo tanto, la medida viola la libertad de expresión garantizada en el artículo 26 de la Constitución (parr. 49).

§

El fallo de la Corte Constitucional es adverso al gobierno de Erdoğan, pero no podría haber prosperado sin la reforma constitucional que él mismo promovió en 2010. En la reforma se modificaron los artículos 148 de la Constitución para proteger a los ciudadanos turcos con los derechos consagrados en la Convención Europea de Derechos Humanos (CEDH) y 149 para permitir la petición de individuos ante la Corte Constitucional.

Este caso hizo uso de ambas modificaciones. Los litigantes son tres individuos: los profesores Yaman Akdeniz y Kerem Altıparmak, y el político opositor Musteafa Sezgin Tanrıkulu. Ellos invocaron la CEDH para defender sus libertades (parr. 20) y la Corte acepta la inclusión de la CEDH junto a la Constitución (parr. 37).

Textos completos:

Corte Constitucional, Caso 2014/3986 (sobre el bloqueo a Twitter), 02/04/2014
República de Turquía, Constitución, 2010

Repercusiones de la reforma en Turquía

A una semana de la reforma de la constitución turca, no hubo grandes reveses. Tengo la impresión que la mayoría de las críticas a la reforma no se basaban en el contenido de la misma, sino en la única suposición de que modificar el poder judicial era danino per se; sin considerar que una reforma judicial podría ser beneficiosa. La Unión Europea (UE) y Estados Unidos felicitaron a Turquía por la reforma; aunque la UE insiste en que una constitución completamente nueva es necesaria previo a la inclusión en el bloque. Otros, dicen que la reforma es el primer paso en un camino de modernización democrática en Turquía, sobre todo si Erdogan desde su posición de ganador abraza a la oposición con diálogo y refuerza la sociedad civil.

Veamos un poco los puntos que se estuvieron manejando en la prensa local e internacional:

Today Zaman (Turquía): “Alarma para los líderes de la oposición tras la derrota en el referéndum”. Acusaciones cruzadas entre los partidos opositores por la reforma. A su vez, los votantes culpan a los líderes partidarios de no saber articular una oposición. En algunos casos, se aceleran fracturas internas en los liderazgos de los partidos.

Hurriyet Daily (Turquía): “Hacia la Segunda República Turca”. Sorprende el diario opositor con esta opinión favorable. Turquía se dirige a la abolición de la “semi-democracia” que el poder judicial y militar impusieron en 1960. Reivindica al movimiento liberal de los 90s (0,5% de los votos en las elecciones de 1994), y su apuesta por la “Segunda República Turca”. Turcos conservadores y liberales se aliaron por fuera de la estructura kemalista.

New York Times (EEUU): “Una Turquía más democrática”. El diario dice que Obama hizo lo correcto al felicitar a Turquía por la reforma. Pero para que funcionen las nuevas libertades, los líderes deben estar a la altura. La reforma demuestra que Turquía está lista para entrar a la Unión Europea, “Europa no puede seguir armando excusas” sentencia la editorial.

Washington Post (EEUU): “Turquía se está volviendo más o menos democrática?”. La respuesta no es tan obvia. Aunque la retórica de los críticos es exagerada, las acciones de Erdogan (como impuestos cuestionables) son una causa de preocupación. Erdogan está listo para ganar la reelección, tras la cual habrá más reformas. “Si él desea mover a Turquía hacia Occidente, Erdogan deberá perseguir esas reformas [libertades de religión, expresión y para las minorías kurdas]resistiendo la tentación de quitarle independencia al poder judicial”.

Stephen Kinzer en Huffington Post (EEUU): “Nueva Turquía”. La reforma puede ser positiva, pero Erdogan hizo poco para calmar los temores de los detractores. Necesita trabajar sistemáticamente para buscar consenso social en temas sensibles, especialmente aquellos de religión y democracia. De lo contrario, la reforma parecerá una toma de poder, que polarizará la opinión pública y afectará el remarcable crecimiento económico turco.

The Economist (Londres / Internacional): “Erdogan gana de nuevo”. “No hay forma de vencerlo. […] De nuevo persuadió a millones de turcos para que lo apoyen”. Críticos dicen que es el nuevo sultán, pero exageran. Turquía se encuentra en medio de reformas históricas, y el fracaso de la oposición para entender este momento explica por qué sigue perdiendo en las elecciones. La revista advierte sobre la libertad de expresión, y termina diciendo que mientras el problema kurdo exista, Turquía no podrá ser una democracia saludable.

Reforma constitucional en Turquía

Creo que el tema más importante de este fin de semana es el referendum en Turquía que aprobó la reforma constitucional [Al Jazeera]. Se votó un paquete de 19 reformas a la Constitución de 1982 y una cláusula provisoria sobre la entrada en vigencia. Podría decir que los nuevos artículos son ambivalentes. Veamos en más detalle.

Con respecto a las fuerzas armadas, los militares podrán ser juzgados en cortes civiles, y éstas también podrán actuar como instancia adicional de apelación para casos juzgados en cortes militares. Se suspende la inmunidad otorgada a los golpistas de 1980. Estos cambios intentan poner bajo control civil a las fuerzas armadas definitivamente, y combatir al Ergenekon.

El poder judicial se verá modificado. El número de jueces de la Corte Constitucional aumentará a 17 (antes 11). Congreso y el Ejecutivo seleccionarán a los jueces en dos votaciones a partir ternas de tres candidatos para cada puesto. A los jueces supremos se les requerirá dedicación exclusiva, prohibiendo así actividades secundarias durante su mandato.

Los niños tendrán “derecho a protección adecuada y cuidado, y el derecho a tener y mantener una relación personal y directa con sus padres, a no ser que sea explícitamente contrario a sus mejores intereses. El Estado tomará medidas para la protección de los niños contra cualquier caso de abuso y violencia” (art.41). Ampliaciones de derechos para mujeres, órfanos, hijos de militares muertos, viúdas, discapacitados; que serán considerados “discriminación positiva” sin atentar contra la igualdad ante la ley.

Si bien la privacidad ya estaba consagrada, la reforma al artículo 20 agrega que cada persona tiene derecho a saber qué información suya está siendo utilizada, demandar protección de la misma, comprobar que está siendo utilizada para los propósitos especificados, requerir modificación o incluso eliminación de la información privada.

Las demandas laborales individuales del sector público no perjudicarán las negociaciones colectivas. Penalizaciones laborales se restringen y (por huelgas, actividades sindicales, etc) “no serán excluídas del control judicial” (art.129).

Todos los ciudadanos podrán peticionar a la Corte Constitucional en caso de que sus derechos constitucionales o derechos protegidos por la Convención Europea de Derechos Humanos hayan sido violados. Las pertinencia de la petición, la decidirá la misma Corte Constitucional antes de dar inicio al proceso.

Se expande el derecho a la información sobre la competencia de las autoridades y se agrega una institución antes inexistente: Defensoría del Pueblo.

Las reformas sobre las fuerzas armadas y el poder judicial son las más controvertidas. Otras me parecen realmente interesantes, como la privacidad, Defensoría del Pueblo y derecho a la información, pero habrá que ver cómo funcionan en la práctica. Lo mismo sobre el derecho a peticionar a la Corte Constitucional; el hecho que la Corte misma decida la pertinencia de la petición elimina organismos intermediarios (potencialmente vulnerables a la coerción política), aunque podría sobrecargar a la Corte con peticiones improcedentes, retrasando su trabajo.

Para los que les interese, les dejo para descargar el texto completo de la reforma comparado con el articulado de la Constitución de 1982: Descargar Versión Consolidada 2010 de la Reforma Constitucional de Turquía [281kb, pdf, inglés]

Sensacional política exterior de Siria

Turquía, Siria, Líbano y Jordania establecieron una zona en la cual personas y bienes podrán cruzar fronteras libremente.

Si bien los cuatro países pueden ser felicitados por el progreso y cooperación que implica este proyecto, Siria merece una distinción. La zona libre hubiera sido imposible sin la aprobación siria, ya que Turquía, Líbano y Jordania no comparten ninguna frontera, y Siria es el paso obligatorio entre los tres. Siria puede prescindir de cualquiera de los otros tres países, pero ninguno de ellos puede evitar a Siria.

Además, Siria consolidó relaciones con Turquía. Desde el año pasado, ambos países celebraron reuniones que culminaron con Siria nombrando a Turquía “socio estratégico” en febrero de este año. El nombramiento, protocolar en apariencia, cobra relevancia cuando observamos que Irán era el único país poseedor de aquel título sirio. La asociación Turquía-Siria fue bien recibida por la Unión Europea y Estados Unidos, pero Irán la resiente. En los últimos dos meses, Turquía experimentó un meteórico ascenso, al menos en la imagen pública, como defensor y vocero del mundo islámico.

Siria apostó por Turquía cuando pocos preveían su creciente influencia en Eurasia, incluso a expensas de la relación con Irán, hoy esa jugada le rinde frutos. Con una visión estratégica sin igual, Siria está de nuevo en el centro de la escena.

Ergenekon

The New Repúblic publicó un extenso artículo sobre los juicios del Ergenekon.

Ergenekon es el nombre que se le da a una supuesta organización destituyente de Turquía, que salió a la luz en febrero cuando algunos de sus miembros fueron arrestados por planear un golpe de Estado en 2003. Todo lo que se sabe de ella es incierto, pero el revuelo que causó en Turquía es tal que los medios lo llaman “el caso del siglo”.

Algunos dicen que es un caso inventado por el gobierno de Erdogan para deshacerse de los seculares y avanzar la agenda islamista. Otros dicen que Ergenekon existe, pero no es una organización sino varias facciones que pelean clandestinamente por el poder, entre ellas grupos islamistas, secularistas, nacionalistas, eurasianistas, etc. De todos modos, el Ergenekon es la última versión de un problema turco que excede al gobierno de Recep Tayyip Erdogan. Se trata del derin devlet, o deep state, un Estado dentro del Estado, una asociación oscura con vínculos en el ejército y mafias que manipula la política turca desde hace décadas, sino siglos.

Leía en el libro “A peace to end all peace“, de David Fromkin, que conceptos similares al Ergenekon son una constante en la historia de Turquía. Ya en el Imperio Otomano se creía que había un poder que manejaba al sultán. Los Jóvenes Turcos se iniciaron como una organización golpista secreta fundada en Salónica, cuna de varias logias. En la modernidad, Atatürk se relacionaba con sociedades secretas. Y algunos especulan que el Ergenekon es un facción rebelde del Gladio turco.

El derin devlet es una creencia generalizada entre los turcos, similar al establishment de Pakistán. A través de él, se suelen explicar asesinatos políticos, asuntos mafiosos o cambios de gobierno. La idea de una sociedad secreta detrás del poder se presta a la especulación, los rumores y las conspiraciones; el tema Ergenekon es complejo y difícil de estudiar por la falta de información, la parcialidad de la misma.

Para los interesados, pongo para descargar en pdf uno de los estudios más detallados e imparciales hasta el momento sobre la causa del Ergenekon: Gareth H. Jenkins-Between fact and fantasy. Turkey’s Ergenekon investigation [08.2009]

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 47 seguidores