Tag Archives: Libros

In other rooms, other wonders

"Other rooms, other wonders".- Daniyal Mueenuddin

"Other rooms, other wonders".- Daniyal Mueenuddin

Por tres cosas matamos: Tierra, mujeres y oro (ہر قاتل دی اک  جر: زن، زمین، زر, har qatl di e jar: zan, zamin, zar); es el proverbio punjabe que da inicio al libro “In other rooms, other wonders”, de Daniyal Mueenuddin.

En esta colección de 8 cuentos, Mueenuddin retrata la sociedad casi feudal del Punjab rural. Ocho historias cuya única relación entre sí es que todas ocurren en alguna de las propiedades de la prominente familia encabezada por el terrateniente K. K. Harouni.

Escrito desde la cultura punjab, el libro nos sorprende -a nosotros, los no pakistaníes- con la particular forma de ver el mundo que tienen los personajes. “Other rooms, other wonders” revela la pobreza material y subjetiva que ocultan los habitantes de aquellas granjas tan bien trabajadas y agradables a la vista. Aquí no hay finales felices: los personajes ven escapar su vida con impotencia, luchan por sobrevivir día a día y mueren en la miseria. Incluso los ricos se esfuerzan para estabilizar su vida de pareja, romper la imposición familiar y mantener el poder cuando muere el padre de familia. Las emociones de los protagonistas se degeneran tan rápido que pueden pasar de sentirse indigentes a dichosos, luego concluir que son meros siervos del terrateniente y no son dignos de tanta dicha, para finalmente conformarse con lo poco que tienen hasta el fin de sus días. Tener un cofre con flores y dupattas, comprar una moto, ver por la noche la televisión mientras se toma el té, pueden ser los máximos logros de los sirvientes. Los ricos pueden caer en desgracia, y los pobres, también.

Daniyal Mueenuddin escribe con elegancia, en un florido inglés clásico que intercala con palabras de la cultura pakistaní en urdu. Sus personajes evolucionan inesperadamente, y son capaces de decir mucho con sutilezas. Entre humor y tragedia, “Other rooms other wonders” describe parte de la sociedad pakistaní con realismo, maravillosamente escrito e increíblemente triste. Recomendado. 8/10.

Lectura adicional:

Página oficial (contiene algunos de los cuentos)
Review/ensayo de Daisy Rockwell: “The reluctant feudalist”.

The accidental guerrilla

"The accidental guerrilla".- David Kilcullen

"The accidental guerrilla".- David Kilcullen

En 2005 escuché por primera vez a un antropólogo australiano llamado David Kilcullen. Su análisis era propio de un hombre de ciencias sociales pero con un toque cientificista heredado de las ciencias duras. La simpleza y precisión con que comunicaba sus ideas me impactó. Con el tiempo, fue ganando más espacio en algunos medios especializados, y finalmente publicó su primer libro, que adquirí y cuya tapa ven a la derecha.

Su creciente exposición era la punta del iceberg. El ejército australiano le había financiado un doctorado antropología política, estudio que Kilcullen finalizó con un estudio de campo en Java Barat, Indonesia. Australia “prestó” Kilcullen a Estados Unidos, donde se convirtió en el asesor principal del General David Petraeus. Con un enfoque antropológico, diseñó una nueva estrategia para Iraq, que posteriormente fue simplicada en el discurso con la idea de “surge“. A partir de entonces, la violencia en Iraq descendió, y se mantiene baja hasta hoy. Después fue destinado a trabajar en una estrategia para Afganistán, fue asesor de Barak Obama, y contratado por algunos gobiernos europeos.

A partir de 1990s, la superioridad militar (en especial aérea) de EEUU era abrumadora. Existía entre las fuerzas armadas la idea de “fin de la guerra”, esto es, la superioridad de un país era tal, que las guerras serían cada vez más rápidas, con menos víctimas, de fácil resolución. Hasta 2001. El ataque del 9/11 demostró que había otra corriente que evadía por completo el “sistema de sistemas” de EEUU. Sería tonto enfrentar directamente a la potencia, por eso un actor no-estatal desplegó su creatividad. Al-Qaeda (AQ) presentaba una guerra sin límites ni reglas; opuesto al convencionalismo americano. Pero más desafiante, era atacar a AQ sin invadir un país. Donde EEUU invadía, se encontraba con la resistencia de guerrillas y grupos terroristas que ni siquiera eran aliados de AQ. Entonces, ¿por qué los atacan?

Existen cuatro formas de explicar el escenario post-2001: 1) una resistencia a la globalización; 2) una insurgencia globalizada, se enfrenta a un movimiento transnacional, liderado por el grupo terrorista al-Qaeda que utiliza las 4 tácticas estándar de todas las guerrillas (provocación, intimidación, prolongación, extenuación); 3) una guerra civil dentro del islam, sus consecuencias afectan al resto del mundo (un libro notable sobre esta visión fue escrito por Vali Nasr, ver post The Shia Revival); 4) guerra asimétrica, un modelo que analiza la funcionalidad más que la política del conflicto.

Según David Kilcullen, las cuatro perspectivas explican algún aspecto del escenario pero parcialmente, son todas válidas pero ninguna está completa. Él integra entonces todas las explicaciones mediante el concepto “guerrilla accidental”. Resumidamente: AQ se instala en una población, fusiona sus actividades con la de los locales, desde allí exporta violencia mediante ataques terroristas, el país atacado invade generando una guerra con los inevitables daños colaterales. Al atacar a AQ se ataca a la población, éstos se ven envueltos en una guerra que no iniciaron, y como AQ ya es parte de la población, los habitantes están inclinados a apoyar a AQ en vez de al invasor. Es decir, la invasión crea guerrilleros donde no los había; el habitante se convierte en guerrillero por accidente. [El concepto se trató en el blog repetidamente, por ejemplo los posts El avance del talibánLos científicos socialesFeedback loops].

En sólo 37 páginas Kilcullen explica el concepto “guerrilla accidental”. El resto del libro son aplicaciones de la teoría a casos reales. La primera parte estudia casos de Afganistán; la segunda, casos de Iraq y cuenta el proceso de diseño de la “surge”; la tercera, casos menores de conflictos desde Indonesia hasta Europa. Al final, las conclusiones, que él titula “Transformar el elefante en un ratón”, porque los casos analizados no son más que pequeñas guerras (ratones) dentro de una gran guerra (elefante), cada una con una solución particular, solucionar las pequeñas guerras es una forma de resolver la gran guerra.

La metodología utilizada en el libro puede ser catalogada como etnografía de conflictos, porque explica los conflictos en sus propios términos (en antropología, emic, opuesto a etic), posicionándose en el ambiente físico, humano, informacional e ideológico en el que ocurren. Intenta entender el terreno a través de los ojos de los participantes.

Desde 1950s hasta 1980s, Estados Unidos se rigió por la “Teoría del dominó”. La teoría era evidentemente falsa, pero se mantuvo durante tres décadas por una razón: proveía un marco de acción, era útil. Dentro de ese marco, EEUU pudo invadir países, hacer guerras y organizar golpes de Estado. No voy a juzgar la veracidad de la teoría del guerrillero accidental, pero es innegable que es útil. A través de ella, se pueden explicar todos los conflictos del mundo en los que al-Qaeda y grupos similares están involucrados, y probó ser en Iraq a partir de 2005 la herramienta que ganó la guerra. Después de leer el libro de Kilcullen, entenderemos los conflictos con mayor rapidez, identificando los elementos y fases que él describe. Por ejemplo, apliqué el concepto a dos conflictos para los que el libro no fue pensado: La integración de Shabab en la economía somalí, y la instalación de al-Qaeda en Yemen; también me sirvió para graficar un ciclo de criminalización en la economía afgana.

“The accidental guerrilla” de David Kilcullen es un libro que no llega a ser completamente técnico pero tampoco informal. Aunque según algunos, está destinado a convertirse en un clásico en la historia de la contra-insurgencia. Podría decir que es un libro apasionante, informativo o sagaz, pero por sobre todas las cosas lo considero útil. 10/10.

Los orígenes del totalitarismo: Antisemitismo

The origins of totalitarianism.- Hannah Arendt

The origins of totalitarianism.- Hannah Arendt

Los orígenes del totalitarismo, de Hannah Arendt, discute la transformación de clases en masas, el rol de la propaganda y el uso del terror. Publicado en 1951, el libro es el trabajo definitivo sobre la génesis y elementos del totalitarismo. Se le acredita al libro haber arribado a la conclusión de que Nazismo y Stalinismo son el mismo tipo de gobierno; idea controvertida entonces, cuando Stalin ni siquiera había muerto.

La obra está compuesta por tres tomos que describen fenómenos correlativos cuya intensidad va en aumento hasta llegar a la destrucción total. Ellos son: Antisemitismo (no el simple odio a los judíos), Imperialismo (no la simple conquista), Totalitarismo (no la mera dictadura). Uno tras otro, uno más brutal que el anterior, demostraron que la dignidad humana necesita una garantía, un nuevo principio político que sea comprendido por toda la humanidad, que se auto-limite estrictamente el poder humano que descubrió al abrir el abismo. “Los orígenes del totalitarismo” empieza con un prejuicio, culmina con la destrucción de la esencia humana. Voy a comentar el primer tomo, Antisemitismo.

La dificultad que se presenta al hacer esta review es la inmensidad del trabajo de Arendt; por lo tanto, pecaré de brevedad. Ella no presenta una teoría general sobre el antisemitismo, en cambio, estudia tantos elementos que ni siquiera podría enumerarlos en un post. La falta de un hilo único para explicar el antisemitismo, es la riqueza del libro.

Arendt escribe “desde la convicción de que debe ser posible descubrir la mecánica oculta mediante la cual todos los elementos tradicionales de nuestro mundo político y espiritual fueron disueltos en un conglomerado donde todo parece haber perdido valor específico y se volvieron irreconocibles para la comprensión humana, inutilizables para el propósito humano” (p.VIII). Para eso, intenta comprender los motivos del antisemitismo; razón que la puso en el banquillo de los acusados por aquellos críticos que no captaron que “comprender” no significa negar lo indignante ni interpretar la historia por lugares comunes al servicio de intereses propios. Comprensión significa enfrentar y soportar la realidad. En este sentido, se propone entender por qué un fenómeno tan pequeño e irrelevante para la política mundial fue el agente catalítico para el régimen nazi (en el que cada ciudadano debía probar que no era judío), la guerra mundial, y por último, la fábrica de cadáveres. O la “grotesca disparidad entre causa y efecto”.

El antisemitismo que se estudia en este tomo es el que comienza a finales de la Edad Media y se transforma en el antisemitismo moderno en el siglo XIX. Es el más importante porque adquiere dimensión política, la dirección de la sociedad con el odio como instrumento, y obviamente la disposición de los recursos del Estado al servicio de la violencia. Mientras que los sentimientos anti-judíos eran comunes en Europa, el antisemitismo como ideología era la prerrogativa de unos pocos locos. Al siglo XX, esta corriente subterránea afectaba a cada europeo sin saberlo, y se cristalizó en el totalitarismo con una virulencia enteramente inesperada.

Los judíos europeos -en busca de protección- siempre se mantuvieron cerca del gobierno, sin que esto implique afinidad política. En la Edad Media, se refugiaban con quien le pudiera brindar protección, pero con la caída de ese orden, se cobijaron bajo los monarcas europeos. Estas monarquías altamente deficitarias necesitaban dinero que sólo los judíos estaban dispuesto a prestar a cambio de protección. Esto valió la mentirosa y persistente imagen del judío banquero detrás del Estado, manejando desde las sombras. Estaba en interés de la monarquía mantener a los judíos separados de la sociedad, hacerlos dependientes de la protección a cambio del dinero.

El imperialismo hizo la economía del Estado auto-sustentable. Los judíos fueron desechados en este aspecto, y sólo les quedó el dinero. El instinto racional asocia el poder con la utilidad. No se toleraba al judío rico -a esta altura largamente asociado al poder- sin utilidad política, es visto como un parásito. El antisemitismo nace como la peor intolerancia, sobre todo porque se no entiende por qué debe ser tolerado. Si hasta el esclavo es de interés al amo por su trabajo; pero tal relación no existía entre judíos y sociedad.

En esas líneas, la primera parte del libro analiza la incómoda situación del judío entre el Estado y la sociedad; las interpretaciones equivocadas de los edictos reales de emancipación, el “judío banquero”, el “judío cortesano”. Ya en el siglo XIX, los primeros partidos antisemitas y el antisemitismo de izquierda. Es interesante que Hannah Arendt no junta todos los antisemitismos en la misma bolsa; en cada país suma distintas causas locales, algunas corrientes antisemitas fracasan y desaparecen, otras sobreviven hasta el totalitarismo.

“Los judíos y la sociedad”, es la segunda parte del tomo, y la más colorida, porque ilustra las sociedades europeas a través los más variados recursos (declaraciones, cartas, novelas, poemas). Pero el pintoresco capítulo tiene como objetivo descubrir el fenómeno más perverso y oscuro de la sociedad europea de fines del siglo XIX: la desaparición de barreras morales. Los judíos -acusados de traición- y homosexuales -acusados de crimen- se asimilan, son aceptados en la sociedad, no porque Europa haya cambiado los prejuicios hacia ellos, sino porque había perdido el horror al crimen y la traición. Al terminar el capítulo, judíos y sociedad estaban “cerca”, eran amigos; el antisemitismo no es practicado por desconocidos, sino por gente cercana que se traiciona una a otra. De aquí se explica la frase de Hannah Arendt a Günter Grauss en la entrevista de 1964: “El problema no es lo que hicieron nuestros enemigos, sino lo que hicieron nuestros amigos”. Todos los elementos del antisemitismo son integrados y dejan preparado el escenario europeo para el crimen sin culpa, el genocidio en medio de la civilización Occidental.

El último capítulo, casi un cuarto del tomo, está dedicado integramente al Dreyfuss Affair. La falta de claridad judicial, despierta rechazo en toda Europa; irónicamente, la injusticia contra un general judío causa más indignación que la persecución de millones una generación después. El caso del general judío francés acusado de traición expone el descontento francés con la Tercera República: corrupción, escándalo de Panamá, antisemitismo católico (en especial el jesuita) y social. Como consecuencia del affair, nace la única respuesta política que los judíos organizarán contra el antisemitismo: el sionismo.

“Los orígenes del totalitarismo” es una lectura densa, con pensamientos encadenados que requieren máxima atención, oraciones largas y un estilo gramático no común. Cualquiera que lo lea entenderá la seriedad del antisemitismo, no como odio a los judíos, sino como herramienta de la turba para imponer su política mediante la violencia. También descubrirá el límite del poder humano, y entenderá que cualquier intento por escapar de la severidad del pasado es en vano, porque el lado oscuro del hombre salió a la superficie y conoció la naturaleza radical del mal absoluto.

Revelador. 10/10.

El fundamentalismo islámico

El fundamentalismo islámico.- by Agostino Spataro

El fundamentalismo islámico.- by Agostino Spataro

Aprovechando las vacaciones para leer, traigo otra review literaria. Hoy es el turno de El fundamentalismo islámico de Agostino Spataro. Libro originalmente publicado en Roma en 1996, adquirí la versión traducida de Editorial Rosario Bivona, 2004.

Luego de los títulos, la primera página se titula “Advertencia” y una de sus líneas dice que cuando se escribe sobre un fenómeno tan complejo y dramático, exise el riesgo de dejarse llevar por las pasiones, y que espera no haber caído en la trampa. Spataro no lo pudo evitar.

El objetivo de Spataro es superar el déficit “interpretativo” de los medios occidentales ante el fenómeno del fundamentalismo islámico. Pero el esfuerzo se materializa en una serie de artículos sobre el islam vagamente vinculados. Artículos que a veces ni siquiera tratan el tema principal del libro.

Spataro se dejó llevar por las pasiones, su obra está impresa con un sesgo anti-shía, anti-liberalismo económico, y rozando lo anti-semita. En un pasaje, descarta al shiismo como una desviación del islam alegando que el Corán indica lo contrario, pero sin especificar en qué parte. En otros, dice que el “liberalismo” es culpable de muchos problemas de los países árabes, pero de nuevo sin ahondar en la afirmación ni advertir que todos los países que menciona tienen economías intervenidas en casi todos los aspectos.

La estructura del libro es pobre: menciona un tema y trasncribe qué dicen prominentes pensadores del mundo islámico, sin elaborar. Algunos capítulos y secciones no están relacionados, o directamente están fuera de tema. Es el caso de los capítulos “La economía islámica” y “El islamismo y la mujer” o el subtítulo “Fundamentalismo o racismo: el caso judaico”, cuyos contenidos son regulares pero poco tiene que ver con “El fundamentalismo islámico”. Es como si Spataro tuviera varias cosas para decir y aprovechó este libro. A estas deficiencias se le suma un sistema de citas confuso, que a veces carece de información (número de página, nombre de artículo).

A pesar de caer en debates inútiles (como si el islam es de izquierda o de derecha), algunas cosas son rescatables. Interesante me pareció la comparación entre los escritos del Papa Juan Pablo II y pensadores extremistas islámicos como Ayatollah Khomeini, Abu Mawdudi, Sayyed Qutb o Abde Qader Audah (¡cuántas similitudes!). Lástima que esta parte sea muy corta. También ofrece un análisis decente sobre economía y demografía como causa del extremismo islámico dentro del Medio Oriente, utilizando índices de Egipto, Pakistán y Territorios Palestinos. La explicación de por qué el islam rechaza la democracia está buena, aunque corta. El último capítulo propone un ejercicio útil: ver el cristianismo a través del Opus Dei o sectas cristianas intolerantes de Estados Unidos, o la acción política a través de organizaciones terroristas europeas.

“El fundamentalismo islámico” de Agostino Spataro es un libro regular o menos, que puede interesar a aquellos que quieran hilar fino o leer opiniones de ideólogos islamistas. No recomendado. 5/10.

The Shia Revival

The Shia Revival.- by Vali Nasr

The Shia Revival.- by Vali Nasr

The Shia Revival, de Vali Nasr, brinda una perspectiva histórica de la división sunni-shia dentro del mundo islámico; y cómo el conflicto dentro del islam definirá el futuro.

En algunos países se dice que los shias escupen la comida antes de comerla; en otros, que son monstruos sedientos de sangre de bebé; en casi todos, que tienen una agenda secreta para dominar el país y la región. La corriente principal del islam sunni los considera una desviación hereje del verdadero islam. Estos prejuicios, que separan a los seguidores de las dos principales sectas del islam, tienen una milenaria historia detrás.

Como todo libro que trate la división entre musulmanes, The Shia Revival rastrea el origen en los años posteriores inmediatos a la muerte del profeta Mahoma. Shias y sunnis difieren en quién debe liderar el futuro político y religioso del islam. Con maestría, Vali Nasr le da un enfoque único al análisis histórico, sin caer en lugares comunes. Los primeros capítulos, bien podrían llamarse “Historia del sentimiento shia”, porque retrata la posición de inferioridad de los shias con tanta precisión que trasmite al lector la sensación de desposesión que sufrieron. El autor no intenta hacer una cronología o narrativa exacta de la época, sino explicar los cambios teológicos, sociales, políticos y el impacto que éstos tendrían en la división.

Promediando el libro, el Ayatollah Ruhollah Musavi Khomeini tiene su propio capítulo. Campeón del resurgimiento islámico, Khomeini es uno de los vuelcos más importantes en la historia shia. Nasr explica la ideología khomeinista, también expone sus contradicciones. Aporta anécdotas exclusivas sobre el Ayatollah; algunas sorprendentes, como la identificación de Khomeini con dios, o la propuesta de Saddam Hussein al Shah de Irán para asesinarlo cuando estaba exiliado en Najaf, Iraq.

El khomeinismo lleva a la radicalización del shiismo, que encuentra resistencia en el salafismo extremo. La batalla por los extremismos se da entre Hezbollah-Guardia Revolucionaria-Sipah i Muhammad y el eje Arabia Saudita-Talibán-Pakistán. El éxito de Hezbollah contra Israel, preocupa en el mundo sunni, porque motiva conversiones al shiismo. El extremismo shiita intenta sin éxito borrar las barreras sectarias, enfocándose en Estados Unidos e Israel. Mientras que el discurso salafista profundiza la división. Paradójicamente, en los últimos años al-Qaeda (sunni) tomó la estrategia del shiismo extremo de enfocarse en el enemigo externo para mitigar las diferencias.

Finalmente, los últimos capítulos estudian -con excelencia- el cambio de régimen en Iraq, que resulta en el primer Estado árabe shia. Los shias al poder, generan euforia en la región y naturalmente extienden el área de influencia de Irán. Los persas gozan su propio ascenso: proliferación cultural, discusión política, diversidad académica, y la onda modernista de finales de los 90s, que algunos la comparan a la “Primavera de Praga”.

A esta altura, sabrán que Vali Nasr adhiere al marco teórico de “Guerra civil dentro del islam” como forma de abordar todos los eventos del Medio Oriente. Nasr explica que los momentos turbulentos de la historia del islam, se debió a algún desplazamiento de poder entre shias y sunnis, que generó violencia. Actualmente, el “Shia Revival” -elevación de Irán, Iraq shia- anima a las minorías shias de varios países, donde viven como ciudadanos de segunda clase, a demandar más participación política, creando fricciones. Mientras los shias salen del obscurantismo de Khomeini, los sunnis se están sumergiendo en el radicalismo. La violencia continuará hasta que se asienten las nuevas fronteras geoculturales de la región, y el balance de poder sunni-shia encuentre un nuevo status quo. The Shia Revival no significa pan-shiismo, es un resurgir de los valores shias, una reivindicación de su ciudadanía.

“The Shia Revival” es una muy buena lectura para entender por qué es tan profunda y amarga la división sunni-shia, cómo es el sentir shia, y por qué es importante para el desarrollo del Medio Oriente.

Ágil, inteligente, innovador, geográficamente abarcativo. 9/10.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 47 seguidores